¿Te ha pasado que te quedas varado a mitad de un camino porque tu auto dejó de funcionar? ¿O tal vez has tenido un accidente que imposibilitó el movimiento de tu auto? Para cualquiera de estos dos casos existe una solución ideal. Las grúas de arrastre y de plataforma ofrecen cualidades diferentes que las hacen ideales para diferentes clases de necesidades, a continuación, te platicamos más al respecto.
Grúas de arrastre

Una grúa de arrastre es aquella que transporta vehículos con ayuda de sistemas de enganche. Es decir, el automóvil se engancha al sistema de la grúa por uno de sus ejes dejando las dos ruedas superiores sostenidas por este medio, mientras que las dos traseras facilitan el movimiento del carro por la inercia de las llantas al ser arrastrado.

  • El auto dejó de funcionar por problemas de batería o gasolina, pero es posible que sus ruedas giren sin problemas.
  • Cuando el auto presenta problemas mecánicos que impiden su arranque pero no su movimiento vía arrastre.

Grúas de plataforma

Las grúas de plataforma son aquellas que cuentan con una plancha o plataforma montada en la parte trasera de un vehículo en la cual se colocan los autos averiados para ser transportados.  Entre sus ventajas se encuentran que soporta grandes capacidades y tamaños, por lo que es ideal para vehículos muy grandes. Son ideales para usarse cuando:

  • El vehículo que se desea transportar no puede moverse sobre su propio eje.
  • Se desea que el auto esté más seguro.

Cualquiera que sea tu necesidad, en Las Grúas Negras contamos con ambos tipos de grúas por lo que puedes comunicarte con nosotros y te atenderemos a la brevedad.